Advertencias: mapas de riesgo predictivo

Los mapas de riesgo predictivo tienen ciertas limitaciones. Al utilizar los mapas, debe tener en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Riesgo en zonas urbanas: Los barrios marginales, con instalaciones sanitarias inapropiadas y sobrepoblación, pueden ser los lugares ideales para la transmisión de las helmintiasis trasmitidas por el suelo, lo que genera que la prevalencia de la infección sea mayor en zonas urbanas que en zonas rurales. Sin embargo, no siempre es así, y la prevalencia también puede ser menor en zonas urbanas, debido a la asistencia sanitaria mejorada y al estatus socioeconómico. Por lo tanto, es difícil predecir de forma fiable la prevalencia en zonas urbanas, y los mapas de riesgo podrían subestimar o sobrestimar la prevalencia en dichas zonas.
  • Zonas sin datos de estudios: La distribución de estudios en África es desigual. En zonas sin datos apropiados, la capacidad de los modelos para predecir el riesgo de infección podría reducirse. En dichos casos, el modelo se limita a utilizar solo la información medioambiental y podría tender hacia el cálculo promedio de prevalencia, que en algunas regiones podría sobrestimar la prevalencia real.
  • Zonas con pocos puntos de datos: En zonas con solo unos puntos de datos, el modelo enfatiza estos datos. Por ejemplo, si solo hay un punto de datos con una prevalencia alta en una zona sin más datos, los modelos algunas veces predicen una prevalencia alta para las zonas vecinas, por lo que sobrestiman la prevalencia.
  • Zonas con ambientes extremos: En ambientes extremos, las relaciones entre la prevalencia de la infección y las características medioambientales podrían ser diferentes a las de zonas menos extremas.  En dichos casos, el modelo podría sobrestimar o subestimar la prevalencia real, en especial, cuando faltan datos de estudios.